No te lo pierdas

Posted on

Entran tres en un bar…

No, no se trata de un chiste, aunque lo parezca, pero es que no hay manera de ponerse de acuerdo cuando se… Sigue leyendo

Posted on

Pan con pan…

Del mismo que tenemos datos del incremento de precios de la vivienda, los tenemos del alquiler. Y si suben unos, los otros… Sigue leyendo

Para el cliente, su producto

Cada vez más las empresas centran sus esfuerzos en escuchar al cliente en la fase de definición de producto. Se atienden sus necesidades e, incluso, se llega a un proceso de cocreación con el futuro usuario de ese producto.

Sin embargo, el sector inmobiliario de vivienda de obra nueva sigue centrado en “el producto”, en los metros cuadrados (y en el precio cuadrado). Seguimos vendiendo un producto, una unidad de vivienda, proyectada en función de lo que entendemos que querrá el comprador, de lo que mejor vamos a vender, lo que mejor nos van a comprar.

Nuestra propuesta se basa en escuchar al cliente. Introducir sus deseos en el proceso de toma de decisiones del proyecto creémos que es la clave. De esta manera se diseña una vivienda adecuada a sus necesidades. Como resultado obtenemos un plus para el promotor, que disminuye su incertidumbre en el proceso.

El cliente en el modelo tradicional

Vamos a comparar el modelo tradicional, basado en el producto, con el modelo basado en el comprador, en el cliente, en el usuario final de la vivienda.

Modelo tradicional de la toma de decisiones del cliente
Modelo tradicional toma de decisiones vs experiencia del usuario
Sigue leyendo

Cumpleaños, y sí, feliz

Muchas veces nos preguntan cuándo nació Viviendea y se sorprenden cuando se enteran de que la plataforma nació en 2014 y se lanzó a mar abierto en julio 2015. Hoy hacemos 4 años en mar abierto. 4 años en los que, principalmente, nos hemos dedicado a validar nuestra propuesta, a hacer marca, a darnos a conocer para poder generar una plataforma escalable que pueda ser usada por cualquier agente del sector inmobiliario.

Y como hoy hacemos 4 años y nos gusta ser transparentes, vamos a compartir el camino que nos ha llevado hasta este artículo:

2007, sí 2007, tenemos claro que Viviendea nació con el estallido de la burbuja inmobiliaria, por eso nuestro blog se llama #nootraburbuja. Lo habitual son dos o tres años malos se decía en el sector.

Sigue leyendo

El precio cuadrado

En nuestro blog os comentamos las diferentes superficies que tienes que conocer a la hora de comprar una vivienda de obra nueva. ¿Te acuerdas? Perfecto, ya tenemos claro entonces la diferencia entre superficie útil, superficie construida y superficie construida con elementos comunes de una vivienda.

¿Cuál crees que es la que aparece en los reclamos comerciales de las promociones de obra nueva? Fácil la respuesta, la mayor de ellas, la superficie construida con elementos comunes.

A vueltas con los metros de superficie construidos
A vueltas con la superficie de metros construidos

Volviendo a la entrada anterior, la superficie construida de nuestra vivienda de 3 dormitorios eran 100 metros cuadrados, la construida con elementos comunes eran 112 metros cuadrados. La superficie útil aproximada de esa vivienda serán 80-85 metros cuadrados. El cartel promocional de esa promoción será algo así: “Viviendas exclusivas y de lujo de 3 dormitorios y 112 metros cuadrados desde….”

Bueno, ya tenemos claro que nos venden 112 metros cuadrados (y no nos engañan) pero nos da la sensación de que nuestra vivienda es más pequeña y que únicamente disfrutamos de 80-85 metros cuadrados. Y estamos en lo cierto.

Sigue leyendo

El metro cuadrado

Cuando hablamos de metros cuadrados de una vivienda hablamos de su superficie, pero en una vivienda hay muchos tipos de superficies. El valor/coste de una vivienda depende de muchos factores, siendo el de la superficie uno de los que más afecta al mismo. Así que no te líes y vamos a explicarte lo que tienes que tener en cuenta con el metro cuadrado.

Hablamos de superficie útil cuando nos referimos a la que podemos pisar. Es la que podríamos calcular nosotros mismos con un flexómetro en cualquier vivienda. Una habitación que mide 4 metros de longitud y 2,6 metros de anchura entre paredes tiene una superficie útil de 10,40 metros cuadrados.

Leer más

Viviendea abre las puertas del Mestalla

La plataforma auspiciada por Lanzadera y CBRE ha sido designada para captar a los socios que vivirán en el emblemático estadio del Valencia CF

Sentarse en el sofá en el banderín en el que Kempes celebró los goles que lo hicieron pichichi en las temporadas 76-77 y 77-78; tomarse un café en la cocina, a los majestuosos pies de Arias, admirar desde la terraza la portería de Sempere o echarse la siesta en el banquillo desde el que Di Stéfano llevó al València CF a la Liga del 71 y a la Recopa del 80. Todo eso ahora será posible a través de Viviendea, la plataforma pionera que reúne y agrupa a los buscadores de vivienda por intereses y que ha sido designada por la gestora de cooperativas ADU y por CBRE para la captación de los futuros inquilinos de las viviendas que se construyan en el viejo Mestalla.

Sigue leyendo

Y Alejandro Jiménez Domínguez se apuntó a un cooperativa

¿Se acuerdan de Alejandro Jiménez Díaz, (en adelante AJD)? Quedamos en que había ganado la batalla contra el Banco (en adelante El Malo) y que sería este último el que pagaría el impuesto de Actos Jurídicos Documentados que grava los préstamos hipotecarios (en adelante AJD(bis)) Y feliz se quedó. Batalla ganada, El Malo, por malo, ha perdido. O eso nos han vendido.
AJD, feliz y contento, acude al mercado de obra nueva a comprarse una vivienda. Él, muy atento, se hace socio de una cooperativa de viviendas y a precio de coste obtendrá su vivienda, por supuesto. Y toca pedir el préstamo promotor, y, señores, se truncó el invento. Ya no hay ganadores.
Las cooperativas de viviendas estaban exentas de abonar el AJD(bis) del préstamo promotor. Como ya indicamos en esta misma columna, el debate sobre el AJD(bis) se centró de una manera totalmente interesada entre si lo abonaba AJD o El Malo, y no en lo que tendría que haberse centrado, que es en el propio impuesto. Ahora, una vez ganada la batalla (eso nos han hecho creer), ya es El Malo el que abona el impuesto de AJD(bis). Consecuencia de ello, el impuesto es un gasto más para El Malo en la operación por lo que se lo repercute a la misma y al cliente final, es decir, a AJD y su cooperativa.
Y ahí viene la cacicada, ahora el sujeto pasivo es el Banco, que de pasivo no tiene nada, ya que tiene que abonar activamente el impuesto. Y, como ya hemos dicho, ese impuesto se convierte en un gasto para El Malo y lo repercute en la operación. Resultado, las cooperativas de viviendas, a día de hoy, han perdido de golpe ese beneficio y tienen que abonar, vía El Malo, el AJD(bis). Y entonces AJD se da cuenta de que todo era una treta y que el que ha perdido el debate es él, lo hemos perdido todos.
Muchos debates giran en torno al mercado de la vivienda, compraventa, alquiler, muchas propuestas de digitalización, grandes esfuerzos por introducir nuevos valores como la transparencia y la empatía, para luego toparte con muros que pone la propia Administración. Cuando hay un debate importante que pocos abordan: “ya puestos, ¿hablamos de impuestos?” ¿Se acuerdan? Pero claro, el asiento mola mogollón y lo que pase, mientras les dé votos, les importa un copón, y en generar falsas polémicas con falsos vencedores y vencidos, tienen un filón.
El resultado final es que nos quedamos con un nuevo AJD (bis, bis): Señores, “A Jo…robarse se ha Dicho.”
Así que AJD, el AJD(bis) seguirás pagando y AJD(bis,bis). La próxima vez centremos mejor el debate, a ver si así, ganamos todos, aunque sea algo.

TRANSPARENCIA III: UN NUEVO MODELO, EMPEZAMOS POR TI

En la anterior entrada del blog sobre transparencia nos centramos en cómo nosotros mismos validamos el modelo propuesto por Viviendea, en el que, recordemos, empezamos por el usuario final y no dejamos para el final al comprador de la vivienda.

También te contamos las ventajas que tienes como usuario dándote de alta en la plataforma para que el proceso de compra de tu futura vivienda empiece por ti de la manera que más se ajusta a tus necesidades.

Y todo ello, para poneros en contacto a vosotros, a los compradores de vivienda de obra nueva, a la demanda de vivienda, con los agentes que son capaces de generar la oferta, las viviendas, pero ¿qué viviendas? Pues las que más se ajusten a vuestras necesidades.

Y esos agentes capaces de generar la oferta ¿qué beneficios tienen por usar el modelo (ya validado) propuesto por Viviendea?

Sigue leyendo

Coopera que es la pera

La decisión de compra una vivienda nunca es fácil. Hay que poner muchas variables encima de la mesa. Por suerte cada vez hay más opciones en el mercado. Desde Viviendea.com siempre hemos abogado por implantar un modelo de acceso a la misma en la que se introduzcan nuevos valores como la transparencia o la empatía, empezando por el usuario final y no dejándolo para el final. La diferencia es notable.

Creando, a su vez, un sistema de materialización de vivienda de obra nueva sostenible que evite en lo posible la creación de burbujas inmobiliarias. Algo que nos interesa a todos.

Un sistema que parece abocado al mundo de la cooperativa de viviendas, pero que no tiene por qué ser así. Depende del usuario, es él el que elige.
Las tan denostadas cooperativas de viviendas han vuelto a Valencia para quedarse. Una buena noticia. Cuantas más posibilidades para el comprador final, mejor. Muchas de ellas han aterrizado vestidas de Cohousing ya que, como bien sabemos, en inglés “mola más” y da imagen de innovación, como el Coliving o el Coworking, lo que siempre hemos llamado compartir piso o compartir despacho. Bien es cierto que el Cohousing viene con ciertas innovaciones en la forma de entender la convivencia entre los vecinos, pero no nos engañemos, llamémosle como le queramos llamar, las viviendas se materializarán a través de una cooperativa de viviendas.

Pero ¿sabemos lo que es una cooperativa de viviendas? ¿Sabemos la diferencia con el promotor privado? Ninguna opción es mejor que otra. Son diferentes opciones. Lo más importante es tener toda la información y asesorarse en caso de duda. Nosotros estamos cómodos con las dos. Y que sea el usuario, libremente, el que elija.

Muchas gestoras de cooperativas demonizan al promotor y se publicitan ofreciendo precio de coste ya que eliminan el beneficio promotor. Mal comienzo, ya que eso es una verdad a medias. El beneficio promotor ciertamente desaparece, pero aparecen honorarios de gestión de la propia gestora, por los servicios prestados (como debe ser). Insisto, busquen información y exijan transparencia en un proceso, que no nos engañemos, siempre ha tenido fama de opaco, y por algo será.

Y ahí, tampoco nos queramos engañar, sí que tiene que avanzar mucho el promotor. Se debe dar un paso más allá de apellidar “Homes” a sus nuevas mercantiles, porque, como ya sabemos, en inglés “mola más”. Pasemos del “promueve que algo se mueve” a promover para el usuario final de la vivienda. Ese es el cliente que hay que satisfacer. Y solo tenemos que escuchar.

Ni “con promotor que es mejor” ni “coopera que es la pera”. Busquen información y transparencia, contrasten y luego elijan a conciencia. Su futura vivienda depende de ello.

Y eso sí que es la pera.

Transparencia II: Validación del Modelo

Como ya hemos comentado en otras entradas de nuestro blog #nootraburbuja, uno de los valores que queremos introducir en el mercado inmobiliario es la transparencia. Cambiar los términos de “pelotazo” o “3%” por libros abiertos no es sencillo y por eso empezamos por nosotros mismos.

Viviendea nació a principios del 2015 para escuchar al futuro comprador de vivienda de obra nueva, a ti, atender sus necesidades (las tuyas) e iniciar el proceso con él, poniéndolo en contacto directo con aquellos agentes de la edificación que son capaces de generar esa vivienda, como son los promotores, los gestores de cooperativas, los construcción y los técnicos (arquitectos, arquitectos técnicos, ingenieros, etc…) de tal modo que generen la mejor oferta posible, la que el usuario necesita.

De ese modo, se valida también la viabilidad de la promoción, generando un mercado sostenible que no dependa únicamente de que la operación genere una alta rentabilidad y que responda a una demanda cierta.

Por aquel entonces lo presentamos al mundo promotor y gestor. Y noo supimos mostrar el valor de la propuesta, no lo conseguimos vender. Así que dimos un paso y validamos el modelo nosotros mismos con una propuesta completa, es decir, comprobamos qué zona tenía una alta demanda, cotejamos los deseos de los usuarios, buscamos solar, generamos producto en función de nuestros usuarios, validamos la propuesta con ellos mismos y empezamos cuando la operación fue viable.

Y así nació la propuesta que hemos desarrollado de principio a fin en el barrio valenciano de Benimaclet. 24 viviendas para 24 propietarios. 24 viviendas hechas para cada uno de sus futuros propietarios. Desde inversores a familias. 100% de ventas antes de solicitar licencia. A través de un proceso transparente en el que se ha conocido las inquietudes del comprador, se le ha informado de los pros y las contras, de los beneficios y de los riesgos y en el que se ha ajustado la vivienda a sus necesidades. Siempre en colaboración de esos agentes que antes mencionábamos. Same, como gestora de cooperativas, Finkas como inmobiliaria local y Folioblanco, como estudio técnico. Todos ellos trabajando codo con codo para centrar sus esfuerzos en satisfacer a un “nuevo cliente” en el sector inmobiliario, si uno nuevo, tú.

Una vez validado el modelo, volvemos al punto de partida. En breve verás una “nueva Viviendea”. Y lo ponemos entre comillas porque es la Viviendea que siempre fue. Una plataforma que aglutina a la demanda de vivienda, a ti, para que los agentes que son capaces de generar la oferta, tu vivienda, te escuchen y empiecen el proceso por ti, porque al final, el que va a habitar esa vivienda, el que va a disfrutarla, el que va a soportar una hipoteca, eres tú.

El proceso para ti es sencillo, cuéntanos dónde quieres vivir, cómo quieres hacerlo, y configura una vivienda tipo para que conozcamos tus necesidades. Tipo de vivienda, calidades, equipamiento, necesidad de una vivienda adaptada, zonas comunes, cuéntanos lo que tenga valor par ti, déjanos tu correo y podrás comprobar la demanda en tu zona, las propuestas activas en tu zona o las viviendas de obra nueva que se ajustan a tu deseo. Si no te gusta nada de la oferta exisitente, y la demanda en tu zona es alta, asignamos a tu grupo de demanda promotor o gestor de cooperativa, en función de tu deseo, para que realice el proyecto que estáis esperando, el que más se ajusta a vuestras necesidades.

En breve lanzaremos la “nueva Viviendea”. En breve te lo comunicaremos. En breve nos volveremos más insistentes. En breve un nuevo modelo de acceso a la vivienda.

En breve…¿buscas vivienda o viviendas?

Coge al vuelo ese suelo

Uno de los mercados con mayor especulación dentro del sector residencial de obra nueva es el mercado del suelo. Sin suelo no hay vuelo. Cuando el vuelo arroja una alta rentabilidad el propietario del suelo espera con anhelo: “A que llegue la mejor oferta económica yo me espero”, aquella que le da consuelo.
Durante el año 2018 el precio del suelo se ha incrementado por encima del 50% en algunas zonas con alta demanda. Insostenible.
Ejecutamos obra nueva cuando es rentable, todos a la vez, y todo sube, porque todos queremos comprar y todos queremos vender. Sube entonces la mano de obra, los costes de construcción, sube el suelo y, por lo tanto, sube el vuelo. Sube hasta que se acaba la gasolina, muchas veces en pleno vuelo y el tortazo, contra el suelo, es inevitable. Entonces paramos, ya no es rentable, ya no construimos, no compramos suelo, no generamos vuelo. Da igual que haya demanda, no escuchamos y esperamos con anhelo hasta el siguiente ciclo, donde la rentabilidad vuelva a ser la esperada, y volvemos a empezar: ¿Compramos suelo? ¿Generamos vuelo?
El incremento del precio de la vivienda hace que un alto porcentaje de la demanda no pueda acceder a una vivienda de obra nueva y se vea abocada a buscar en el mercado del alquiler. Una de las herramientas posibles que tiene la administración para dar respuesta a esa demanda es la de poner en el mercado suelos públicos para que cooperativas promuevan viviendas en régimen de cesión de uso del suelo, de tal modo que se elimina de la ecuación el coste de adquisición del suelo a cambio de un canon que establece la propia administración. Las viviendas no son nunca propiedad del socio cooperativista, que solo adquiere un derecho de uso sobre la misma, siendo la propia cooperativa la titular de esa cesión durante el tiempo establecido.
Con el suelo edificable en manos de fondos inmobiliarios, leemos estos días que el ayuntamiento de Valencia ha movido ficha en este aspecto, lo cual es una gran noticia para que se empiece a dar a conocer este tipo de actuaciones, que no vienen para intervenir el mercado inmobiliario (ni deben), vienen para dar respuesta a la demanda de vivienda de determinados colectivos que no pueden acceder de manera alguna a una vivienda en propiedad o como alternativa al mercado de propiedad y alquiler.
Recordemos que la vivienda es un derecho constitucional y que “Los poderes públicos promoverán las condiciones necesarias y establecerán las normas pertinentes para hacer efectivo este derecho, regulando la utilización del suelo de acuerdo con el interés general para impedir la especulación” La cesión de uso es una más que interesante herramienta para hacer cumplir ese derecho.
Sería interesante que la administración de turno lo hiciera durante todo su mandato y no cerca de un periodo electoral. ¿Buscamos votos al vuelo?

1 7 8 9 10 11 14
Ir a Arriba