Opinión

Caballo grande, ande o no ande

Artículo también publicado en El Periódico de Aquí

Los últimos datos sobre demanda de vivienda de obra nueva, arrojan un cambio de tendencia sobre la oferta que actualmente se está ejecutando. Se busca vivienda en el extrarradio, con amplias zonas exteriores de uso privativo (por si me vuelven a encerrar, que sea con jardín) y viviendas en ciudad, pero de una superficie mayor y, por supuesto, con terraza (si me vuelven a encerrar, pues eso, que sea con terraza).

Boom

Durante la etapa del boom inmobiliario, la superficie construida de las viviendas, para el mismo número de dormitorios, empezó a disminuir con el fin de contener los precios. Uno de los grandes costes de una vivienda de obra nueva es la construcción y, aunque parezca obvio, si para el mismo número de dormitorios construyo menos superficie, la vivienda cuesta menos y puede ser vendida a un precio más atractivo.

Y, como todo se vendía, el precio fue aumentando y la vivienda se fue haciendo cada vez más y más pequeña, con los arquitectos haciendo florituras con la normativa y las dimensiones mínimas para generar el mayor número de dormitorios en la menor superficie posible.

Sergio López Alcover, CEO e impulsor de Viviendea

Tras diez años (o más) de desierto inmobiliario, los nuevos proyectos de obra nueva, generados principalmente por los mismos equipos de arquitectura, han bebido de esa filosofía. Cuántas más viviendas y de menor superficie, mejor, porque implicará una mejor venta. Pusimos de nuevo en marcha la fábrica de generar viviendas idénticas, seriadas, de la menor superficie posible, pensando en producto y en precio, pero no en lo que la demanda, los compradores, las personas realmente quieren (o necesitan)

Crash

Y vino la pandemia y lo zarandeó todo. Nos pasamos de golpe todos al mundo digital y nos dimos cuenta que nuestras pequeñas viviendas no están pensadas para ser habitadas, que estaban pensadas para ser vendidas.
Una vivienda de tres dormitorios se puede materializar con 75 m² útiles, lo que implica una superficie construida con elementos comunes aproximada de 105 m². El último estudio del observatorio de la vivienda de la UPV arroja un precio de venta medio de 2.200 €/m² en Valencia, por lo que esa vivienda se venderá a un precio medio de 231.000 €, añádanle garaje e impuestos y el coste de esa vivienda superará los 275.000 €. Ojo, no apta para muchos bolsillos.

Plof

Sin embargo, la superficie útil media demandada actualmente para una vivienda de tres dormitorios se aproxima a los 100 m², o lo que es lo mismo, 140 m² de superficie construida y un precio de venta medio en Valencia, con impuestos y plaza de garaje, superior a 360.000 €. Un 30% más que la superficie mínima anterior. ¿Hay demanda solvente para ese tipo de producto? ¿Está preparado el mundo promotor para aumentar la superficie de las viviendas ofrecidas? ¿Son demandas que vienen para quedarse o son modas pasajeras tras la larga pandemia sufrida?
Siempre he defendido que la calidad arquitectónica no está en elegir las calidades de materiales más elevadas o el mejor equipamiento, está en disponer de la mayor superficie posible.
Un gran reto para el mundo promotor, gestores de cooperativas, constructores y arquitectos: evolucionar a otra forma de hacer vivienda. Una gran reto para apostar a caballo ganador.

Sergio López Alcover, CEO e impulsor de Viviendea.

Mi padre, el primer millenial

Artículo también publicado en El Periódico de Aquí

Mi padre nació cuando a las generaciones no se les ponía etiquetas. Cuando tenía más valor lo que hacías y no la capacidad para contar lo que vas a hacer, aunque luego no lo hagas.

Nació junto a una generación que valora la propiedad y, en gran parte, compró vivienda, también como inversión, pese al esfuerzo y la responsabilidad que les supuso.

Sigue leyendo

El motor del promotor

Artículo también publicado en El Periódico de Aquí

Hace unos días tuve la oportunidad de asistir a SIMA, el Salón Inmobiliario de Madrid y a la gala de entrega de premios de ASPRIMA, la Asociación de Promotores Inmobiliarios de Madrid.
Tanto el salón como la gala, fueron un primer paso para dejar atrás la llamada nueva normalidad que vivimos para, paulatinamente, volver a la normalidad, que será diferente sí, pero no será lo que es ahora.

Sigue leyendo

(SOS)tenibilidad

Ya no hay duda de que cualquier tipo de vivienda de nueva construcción que se ponga en el mercado no solo tiene que ser sostenible como argumento de venta, tiene que serlo en su ADN.

Es muy sencillo pintar una hoja verde en el cartel comercial, ponerle el sello sostenible que más les guste (a ustedes o al promotor) y gritar a los cuatro vientos que la promoción es un adalid de la sostenibilidad. Es lo que ahora se lleva (por fin), pero tiene que ser algo más que una moda pasajera y un argumento que mejore las ventas. Tiene que ser un fin.

Sigue leyendo

Mi vivienda es mía… ¿o no?

En la anterior columna debatimos el siempre recurrente artículo 47 de la Constitución y la definición de vivienda digna, pero también puse encima de la mesa, de pasada, otro artículo, que pocas veces se cita y que está dentro del Título I, el artículo 33, el derecho a la propiedad privada y a la herencia, del que cabe citar: “Nadie podrá ser privado de sus bienes y derechos sino por causa justificada de utilidad pública o interés social”.

Sigue leyendo

La vivienda (in)digna

Columna de opinión sobre vivienda, publicada originalmente en El Periódico de Aquí en la sección “La casa sin barrer”.

Cuando vean a un político, o a un legislador, utilizar los términos suficientes o necesarias para evaluar las medidas a tomar, es que no tiene ni idea de cuáles son esas medidas y deja en manos de la jurisprudencia correspondiente el definir, de forma clara, lo que es suficiente o necesario. Y así nos va.

Sigue leyendo

Por las personas

No voy a empezar hablando del mismo tema con el que los informativos arrancan todos los días. Voy a empezar dando un paso más allá. Tenemos que halar de las personas. Creo que ya no cabe ninguna duda de que, tras esta crisis sanitaria, vendrán tiempos de incertidumbre en términos económicos. Así que cuanto antes encaremos esa realidad, antes nos pondremos manos a la obra y a proponer soluciones para lo que se nos viene encima.

Sigue leyendo

Proptech, mamá…

En las sobremesas, cuando hablamos de trabajo, siempre surge la misma pregunta – ¿cómo se llama “eso” a lo que te dedicas? – y ahí comienza el recital de explicaciones, comparaciones con otros sectores, siempre odiosas, y gesticulaciones varias para explicar qué es esto a lo que me dedico. Proptech, oiga, o Property Technology… en castellano, tecnología aplicada al sector inmobiliario, ¡tachaaan!

Sigue leyendo
Ir a Arriba