Vivienda ecológica, ¿es una realidad?

 

 

El mundo actual cada vez hay mayor contaminación debido a la actividad de las personas. Pero también existe por parte de la población una mayor conciencia e investigación por parte de las empresas de la sostenibilidad y la ecología.

Nuestras actuales casas contaminan, tanto por el consumo de energía como por las emisiones. Respecto all primer factor, las residencias acaparan el 18% del consumo total de energía del país y respecto el segundo, es responsable del 8% de las emisiones. La Unión Europea intenta mantener el aumento de la temperatura media global por debajo de los 2 grados centígrados y para ello debemos implicarnos todos a través de pequeños gestos como puede ser vivir en una vivienda ecológica.

En el área de la vivienda, el cuidado del medio ambiente adquiere cada vez más importancia por lo que conocer el significado de vivienda ecológica resulta esencial.

Una vivienda ecológica es la vivienda que aprovecha los recursos naturales del sol y de la tierra y además respeta su entorno tanto durante la construcción como una vez finalizada al tener un consumo mínimo y generar las mínimas emisiones.

La definición es sencilla. Pero, ¿qué debe incluir una vivienda para considerarse ecológica?

1. Diseño bioclimático. Un diseño capaz de optimizar al máximo los recursos que ofrece el entorno. Cuando hablamos de recursos, nos referimos a las horas de luz solar, el calor que emite el suelo para calentar el hogar, utilización de corrientes de aire para enfriar la casa y mucho más.
Para conseguir este diseño es necesario que la vivienda tenga: un aislamiento mayor que las casas convencionales; un sistema de captación de la radiación solar y un sistema de ventilaciones cruzadas.

2. Utilización de materiales de construcción respetuosos con el medioambiente. Dichos materiales son naturales, reciclables o reciclados y se intenta que su producción y su transporte requieran de la mínima energía posible.

3. Bajo o nulo consumo de energía procedente de fuentes no renovables gracias a la utilización del diseño bioclimático. En estas casas se suele utilizar energías renovables para no emitir CO2, gas causante del efecto invernadero y así respetar aún más el medio ambiente.

4. Aprovechamiento de aguas residuales o pluviales. Para completar al 100% una casa ecológica, es imprescindible la utilización de sistemas de recogida de agua. Estos sistemas aprovechan la lluvia para llenar sus depósitos de agua y de este modo respetar la naturaleza completamente.

vivienda ecológica

En Viviendea apostamos por la construcción sostenible porque creemos que es muy importante cuidar el planeta. Y tú, ¿apuestas por el medio ambiente?

 

Frank Moreno, Murray para lo amigos, lleva en esto de la Comunicación desde antes de Internet, es lo que tiene ser el “mayor” del equipo. Viviendear con Frank es estar todo el día entre redes, teclas y estadísticas… bienvenidos al Marketing de Viviendea.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

*